A prueba de bombas

servicio-aberturaEl servicio que se ve en la foto es de una estación de servicio de carretera cerca de Abertura (Cáceres). Alguien debió comprar un lote de tazas a buen precio, pero todas eran horizontales. Sin problema, yo las convierto en verticales. Y hete aquí que el iluminado albañil-fontanero-alicatador-ingeniero (o todos ellos, quizá) llegan a la consecución del siguiente engendro digno de figurar en los anales del diseño extremeño y español (igual lo contratan los del IKEA). Disfruten, abnegados lectores del genial invento más ingenioso que la fregona, más útil que la navaja suiza, más extraño que sacacorchos para zurdos y más complicado que la cuadratura del círculo. Claro, que con las inversiones en I+D que se hacen en el país, con el nivel de los estudiantes, y con las ayudas de los políticos no se podía esperar otra cosa. ¿O sí?