El sexo de los ángeles

Ya comentábamos el otro día que un porcentaje nada desdeñable de las adolescentes yanquis afirmaban ser vírgenes. Pues miren ustedes por donde va a resultar que las ignorancias sobre el tema son más bien preocupantes, ya que la monja objeto de la noticia esta, asegura que no sabía que estaba embarazada y se fue a urgencias con un dolor de vientre. Lo mejor es el comentario de la madre superiora, que dice que “lo hizo todo sola” (me imagino que se quiere hacer las boba y también “no ha hecho daño a nadie”.

A estas noticias no se les puede achacar la LOGSE, pero parece que en todos lados cuecen habas. Jeje.

Hijos de la LOGSE

Si la LOGSE hizo que la gente no sepa sumar, ¿que no nos espera con la LOMCE? Quizá les parezca mentira el diálogo de imbéciles entre los que tiraron los billetes y el que peridistucho que escribe la noticia. Pero es real, a lo que parece.

P.D.: Del que los que los hallaron no hablamos ni decimos nada que no se dijese en la película “Un millón en la basura” (1966) de José María Forqué.

Bíblicas estupideces

La salvación nos vendrá de una caja de cerveza, como a estos brasileños. La consolación, como decía Boecio, nos vendrá de la Filosofía. Y el buen humor por las chorradas que dicen los dirigentes que rigen nuestros destinos, como el caso de la mamarrachada bíblica a la que ha llegado la presidenta del FMI, Lagarde. Dice que después de 7 años de vacas flacas (desde el 2007 que empezó el tsunami en los Bastardos Unidos) vienen otros 7 de vacas gordas.

Pues para eso no hace falta más que leer la biblia de los cristianos y sus alegorías. Lo que no entiendo es porqué los periodistos y periodistas le hacen caso. La única explicación que se me ocurre es que hoy no había chorrada más gorda para comentar, ya que Donma había vuelto del besaculos de Obama, Botella no tenía atentados en Burgos y la conspiración contra la princesa solo interesa al fiscal.

Derecho de pernada

Ya no les vale con el impuesto al sol, ni con la aduana de los úteros. Ahora, además, no vamos a poder caminar por el monte. Lean, lean, y verán como las más retrógradas previsiones sobre las exquisiteces de este des-gobierno se están quedando cortas. ¿Para cuándo señor Donma una obligatoriedad de llevar boina y alpargata (signo de integración)?¿Para cuando el derecho de pernada? Es que la suciedad lo está pidiendo a gritos.

Ah, y que sepan ustedes que el gran hermano vigila y ahora los radares leen la matrícula del coche y multan si no ha pasado la ITV.

¡Viva la boina, la alpargata y el derecho de pernada!