¡Como estarán viendo la cosa!

Los muchimillonarios yanquis deben estar viendo que la sociedad de la que viven está temblando en los cimientos. Es por eso que piden que se les suban los impuestos. Eso demuestra varias cosas:

a) que los parásitos saben cuándo deben parar de chupar para que no muera el cuerpo que les alberga y alimenta.

b) que los políticos son más papistas que el papa

c) que la cosa está jodida en todas partes y siempre para los mismos

d) que los muchimillonarios son más listos que los políticos

e) que si allí están mal aquí estaremos peor (no hay rico español que pague el 20%)

f) que urge una vuelta de tortilla PERO YA

 

Efectivamente, habas para todos

Primero, fueron los africanos, centro y sur de América, Asia. Luego fuimos los PIGS… pero la cosa no termina ahí.
Continuamos con la las locomotoras europeas: Alemania y Francia.

¿No nos damos cuenta que NADA ni NADIE está a salvo de esta vorágine?

¿No será que el sistema en el que todos estamos envueltos no funciona?

Fotografía de otro cabreo

Al hilo de un comentario de hace tiempo, me ha llegado la foto de otro establecimiento, esta vez de Salamanca, en el que un tal GIL NAVARRO también se ha cabreado, ha puesto la tienda en liquidación y un cartelito poniendo a bajar de un burro a la panda de inútiles que nos desgobiernan y encima piden solidaridad.

Gil Navarro cierra la tienda y muestra su cabreo

 

El rincón del I+D+I

Esto debe ser lo que el gobierno de Donma y otros, entienden y quieren como «emprendedores» y como motor de avance y desarrollo en Ejpaña.

En escasos 20 metros, en pleno centro de la ciudad de Valladolid podemos ver la más alta concentración del I+D+I local:
«Tendido 7»: nombre y logo taurino, todo muy patrio.
«Lalpargata»: las alpargatas de toda la vida, como Dios manda.
«Solera»: todo en moda con nuestra amada bandera.

Y así, queridos niños, es como pensamos que vamos a salir de la caverna en la que nos encontramos…

El rincón vallisoletano del I+D+I

Ladrones y mentirosos

El panorama español es desolador: políticos y banqueros son una panda de ladrones y mentirosos. Los facinerosos se van de rositas y se juzga a la gente por delitos del siglo pasado. Este puto país está en caída libre, es una nave a la deriva conducida por un capitán loco, con una tripulación fantasma y la bodega llena de esclavos viendo la tv.

La tempestad no existe, es imaginación suya, no insista, aquí no pasa nada salvo el final de «gran hermano» y la «eurocopa».

Lean este artículo, este otro y, si les queda algo que vomitar, este otro y este otro. Hasta Arguiñano se cabrea, y eso que siempre ha sido exquisitamente tangente a estos espinosos temas.

Lamentable, patético, ignominioso. Si este idioma nuestro tiene tantas vertientes de lo vil, será por algo.