Cataclismos prenavideños

Como no podía ser de otro modo, en este sitio, en El Estupidiario no podemos pasar mucho tiempo sin que nos ocurra alguna desgracia con las hadas informáticas que manejan el lugar.

Así, hace unas semanas, tras la penúltima actualización de los programas que mueven todo esto, se fue todo al pu#@ carajo. Además, coincidieron varias circunstancias entre el hosting y el bendito Host Master que nos lleva soportando desde siempre. El resultado: lo tristemente esperado; caída de la página, sin acceso al panel de control del dominio, sin acceso ftp… nada.

Bueno… hoy como resaca post lotería navideña, parece que nos ha tocado un reintegro y todo indica que las aguas empiezan a regresar a su cauce; eso sí, no ha salido gratis (que en esta vida TODO tiene su precio): de momento hemos recuperado el contenido de este lugar hasta enero del 2014. Entre enero del 2014 y hoy no queda nada.

Así que disfruten este viaje en el tiempo mientras seguimos pegándonos con las brujas informáticas…

 

Los angelitos yanquis

Vean esta noticia y esta otra. Y luego, si pueden, sigan gozando de la navegación en internet, sigan usando sistemas operativos propietarios y sigan pagando haciendo clic alegremente en cualquier correo-e que llegue a sus buzones.

Ya saben aquello de que «Orwell sólo se equivocó de año». Pues no, se quedó bastante corto en sus previsiones.

La llave bajo el felpudo (versión 2.0)

Resulta (y de este artículo he sacado la información) que la contraseña más habitual es 123456 al menos se daba en 1,9 millones de cuentas de las 38 que robaron a los usuarios de Apple en nosequé página. Y las 20 primeras de la lista no eran mucho más ingeniosas, la verdad.

Vamos que se demuestra que la estupidez, como propugnamos e informamos desde aquí, está bastante extendida.

Decíamos ayer…

Cuando Fray Luis de León volvió a impartir sus clases en la universidad de Salamanca, tras una larga estancia en «el talego» por haber traducido al castellano el «cantar de los cantares» a la lengua vulgar, pronunció esta frase para recomenzar la impartición de conocimiento. No es que queramos emular al conquense, no. ¡Ya nos gustaría pasar cinco años en la cárcel! Es por decir algo que justifique esta sequía veraniega impuesta por mor de las veleidades técnicas y humanas. En fin, pelillos a la mar.

 

Back to the future (trade mark)

Tras una prolongada regresión temporal al año 2009 (o así), volvemos al verano del 2013 dispuestos a seguir diciendo chorradas más o menos serias.

Y al que no le guste, qué ponga el Teleeldiario…

Bienvenidos al futuro (otra vez)

Me acuerdo de una canción que se hizo bastante famosa (lo es aún) de The Buggles, era: Video killed the radio star, y corría el año 1979. En la canción se lamenta futuramente de la desaparición de los DJ por sistemas de vídeo-mezcla automáticos. Vean ahora cómo los robots acabarán con las estrellas del rock. O dicho en ingléh, que parece que a la gente le parece más chic: Robot killed the rock star. Y es que el grupo Z-Machines está compuesto por tres androides.

  • La verdad es que los chavales no acertaron mucho. Los pinchadiscos de los 70 y 80 convertidos en millonarios DJ.
  • La radio tiene más auge que nunca, ahora todas en internet, eso sí aunque el dial FM está petadito también.
  • Los sistemas de mezcla automáticos, sólo han hecho que los camareros de los baretos aprendan a manejar un PC en lugar de un mezclador.

La novedad de un concierto de androides tampoco es tal. El afamado grupo Kraftwerk (formado en 1970) en algún concierto, como me tiene contado varias veces «El malvado Margarito», se encendían las luces y con el furor de los asistentes comenzaba la música, me imagino que la canción «We are the robots» y tras los vítores y aplausos que sucedían al tema salían unos propios que retiraban los muñecos del escenario que por mor de la iluminación el público había creído que eran los artistas, que salían en ese momento. Como no tengo ganas de andar buscando espero que algún abnegado lector haga la pesquisa del concierto-canción en cuestión. Para mitigar un poco, les dejo la canción.

Cualquier productor estará encantado con estos muchachos que ni se drogan ni protestan ni llegan tarde ni necesitan hoteles. Enchufar y listo, o Plug and Play. Sólo espero que el sistema operativo que les han puesto no sea el Guarrindous, por el bien de nuestros oídos.

Amén.

 

es.wikipedia.org/wiki/The_Buggles

Contra el vicio de robar, la virtud de la invisibilidad

feliz-1984Esta entrada es seria. Tan seria como el espionaje que los gobiernos, siempre por nuestro bien claro, hacen de los ciudadanos. De este país y de todos. El otro día un tío muy majo (Edward Snowden) y con más valor que Don Quijote, quiso luchar contra los gigantes que, en este siglo, son invisibles como la capa de la que hablaba ayer. Esos gigantes invisibles que son las agencias de información o inteligencia se toman un montón de molestias para poder entrar en nuestros ordenadores, teléfonos y seguir nuestras costumbres y movimientos. No es paranoia, no. Les juro por San Richard Stallman que es cierto. Y San Julian Assange lo corrobora. Y San Manning. Miren parece que el santoral va siendo amplio.

Por eso, el famoso sistema operativo Guarrindous ha llevado desde hace tiempo unas puertas traseras para que el gran hermano pueda ver si me dedico a actividades ilícitas que hoy pueden ser tan malignas como quedar con los amigos para manifestarme por la subida de las tasas, la desaparición de la sanidad o cualquier otro atentado similar. Pues el tío este, que es mi ídolo por lo valiente, ha desvelado que los yanquis han estado pidiendo a las grandes agencias datos de sus clientes, por supuesto por el bien de la sociedad y por supuesto sin conocimiento de esa misma sociedad.

No se vayan a creer que estos angelitos de las centrales de inteligencia sólo se dedican a espiar. No, también preparan atentados sin escrúpulos, así es este cochino mundo. El documental que les sugiero viene de una fuente tan comunista como es el «Canal Historia». Vamos que pueden ustedes no fiarse, pero hay grandes sospechas de que Gladio / Stay behind no es una ficción. De hecho uno de estos días hay un juicio en Luxemburgo en el que está en la palestra este tema. Pero no lo verán ustedes en los medios de comunicación como teles y periodicuchos en papel.

Y si después de estas lecturas y visiones quieren huir (o intentarlo) de la persecución sepan que no van a poder. Pero pueden dificultar el robo de datos que estos defensores de la libertad nos hacen a eldiario. Y para hacerlo hay muchas alternativas a los programas, sistemas operativos y páginas que visitamos a eldiario. Aquí tienen una lista, por si les apetece consultarla. Está traducida al español, no teman, tan sólo en la esquina superior derecha indicarlo. Si alguno de ustedes aún duda, que hay gente para todo, pueden probar a ver lo que Google dice que guarda de sus búsquedas en este enlace. Y luego estará lo que no nos dicen pero guardan (y comparten).

Para el que no lo haga, ya saben, feliz 1984 (de Orwell). Me voy a la cama que se me está haciendo mala sangre.

 

La invisibilidad

Un físico yanqui ha logrado hacer un sistema de invisibilidad de bajo coste. Vean el sorprendente resultado de este físico.
Y luego, les reto a que me digan si el sistema que ostenta nuestro flamante presidente del gobierno, no les parece bastante más logrado, más eficiente y más estable. Eso sí, unos miles de millones de euros más caro.