El próximo crack financiero

Según este artículo la crisis que vivimos en la actualidad no es más que la punta del iceberg de la que se nos avecina y que dejará la crisis del 29 como un juego de parchís. Esperemos que se equivoque, aunque la verdad, me imagino que a mucha gente que está rejodida, más no le va a afectar y quizá existe la remotísima posibilidad de que las cosas mejoren y sean algún día más humanas (ergo, se piense más en la gente que en los bancos, por ejemplo.)