El sexo de los ángeles

Ya comentábamos el otro día que un porcentaje nada desdeñable de las adolescentes yanquis afirmaban ser vírgenes. Pues miren ustedes por donde va a resultar que las ignorancias sobre el tema son más bien preocupantes, ya que la monja objeto de la noticia esta, asegura que no sabía que estaba embarazada y se fue a urgencias con un dolor de vientre. Lo mejor es el comentario de la madre superiora, que dice que “lo hizo todo sola” (me imagino que se quiere hacer las boba y también “no ha hecho daño a nadie”.

A estas noticias no se les puede achacar la LOGSE, pero parece que en todos lados cuecen habas. Jeje.