Hijos de la LOGSE

Si la LOGSE hizo que la gente no sepa sumar, ¿que no nos espera con la LOMCE? Quizá les parezca mentira el diálogo de imbéciles entre los que tiraron los billetes y el que peridistucho que escribe la noticia. Pero es real, a lo que parece.

P.D.: Del que los que los hallaron no hablamos ni decimos nada que no se dijese en la película “Un millón en la basura” (1966) de José María Forqué.

¡Acabemos con el planeta Tierra!

Ahora ya, casi irremisiblemente, nuestro planeta está condenado a sucumbir bajo el peso de nuestra basura. No hay motivos para el optimismo, señores lectores.

Sin embargo, queda siempre la esperanza de poder empezar a contaminar de nuevo en otro lugar. La nueva américa, iTierra, será de diseño y la podremos colonizar, esclavizar, destruir para seguir con el frenético ritmo de consumismo y estupidez. Ya se ha descubierto, ahora sólo queda fabricar unas iNavesespaciales de diseño que nos lleven allá y en dos o tres generaciones podremos estar allá llenándolo todo de nuestra mierda. Seguro que el tío Punset, ciego tecnócrata donde los haya, ya estará clonado para entonces y podrá darle el tostón a los habitantes de allá.

Esta basura es mía

Vale. La he tirado. No me sirve. No lo quiero volver a ver. Pero sigue siendo mía. Y no se te ocurra acercarte ni meter la mano en mi basura, majo. Te jodes, no te voy a dejar ni hurgar en la basura. Ni en Gerona (España) ni en Cerdeña (Italia). He dicho. La foto es de Cerdeña, donde también tienen esta curiosa costumbre. Igual es que como hablan casi catalán…

reservado-restaurante

 

Más basuraaaaaa…

basura-ragusaNos íbamos preguntando todo el viaje por Sicilia cual sería la razón por la que todo estaba lleno de bolsas de basura hasta que, en Ragusa-Ibla, encontramos la explicación. Uno, dos, tres, cuatro… tras media docena de contenedores en la misma posición, decidimos hacerle una foto, esta que ven. Ya les dije en el comentario anterior que lo de estas gentes y la basura no tiene desperdicio (ja, me ha salido un chiste)

No obstante la parte vieja de la ciudad es una maravilla que merece la pena patear.

De vuelta, con basura

bolsa-de-basura-colgando-castellmareYa imagino que algún visitante de esta página habrá echado de menos las chorradas con que habitualmente les deleito. Pero es que estaba de vacaciones y, ya se sabe, nobleza obliga (véase el último comentario).
Como de momento no he sacado de las memorias las fotografías que ilustrarán futuros textos pues me tengo que remitir a los que tengo en la recámara.
Esta foto fue tomada en Castellmare (Sicilia) y es lo que parece: una bolsa de basura colgando de un hilo y gancho. Hay cientos de ellas flotando como a metro y pico del suelo. Hasta que salí de ese pueblo no sabía para qué hacían esto los habitantes. Luego me di cuenta de que así los perros y gatos no hurgan, el suelo se ensucia menos y, sobre todo, es mucho más cómodo que bajar la basura por las empinadas escaleras.
Hay que reconocer que los italianos, en cuestión basura, son inimitables. Ya lo comprobarán en subsiguientes días.

Italianadas

He prometido una serie italiana y empiezo con ella. Fotografía tomada en Palermo hace un par de meses. (¡Ah!, vacaciones ¿dónde estaréis?). Es una muestra de arte moderno (contemporáneo, quizá) que se repite en muchas ciudades. No lleva firma, de modo que el artista no pasará a la historia, no podrá cobrar derechos de autor y no verá su nombre en letras de neón. Vamos, igual que los de las cuevas de Altamira. Creo que en el tiempo se perdieron las altas miras.

arte-contemporaneo-palermo

Pregunta: ¿Qué fue de la escuela de artistas que el renacimiento dio a luz?

Estampas canarias (III) o la ley del embudo

Que el ser humano tiene la puta costumbre de permitirse a si mismo lo que prohibe a otros es cosa harto sabida. De ahí que el acervo popular haya creado el dicho “haz lo que digo, no lo que hago”. Muestras podemos encontrar todos los días en los periódicos por ejemplo cuando los capitostes de las multinacionales se reparten sueldos millonarios mientras que hacen apreturas cinturoniles en sus miles de empleados. O cuando los curas en ejercicio del mandato divino de que son portadores (dicen) predican castidad mientras le tocan el culo al monaguillo, como también es harto sabido por maś que se empeñen en intentar ocultarlo. Al grano, Acechor, que te desvías 😉

La foto que ilustra este comentario está tomada en las inmediaciones del Teide, en pleno parque natural del mismo nombre, en Tenerife. La foto, es antigua, tiene unos diez años, de modo que igual han cambiado las cosas (no creo, este país sólo cambia de canal en la tv). La desfachatez de “la empresa” como se denomina a sí misma, es de tal calibre que clama. Pero bueno, todos sabemos que el detenta el poder hace las normas y sanseacabó cayó en viernes.

prohibido-tirar-basuras