Las paredes hablan

Ahora que el temporal arrecia*, los mensajes que en la prensa no tienen cabida, se plasman en las paredes. Vean este pensamiento poético-revolucionario en grosera factura.

para-ti-mis-sueños-utopias-para-mi-los-tuyos-pesadillas

* No me refiero a la ola de frío llamada invierno.

Las paredes hablan

Esta fotografía tomada en un túnel de Valladolid es una curiosa pintada corregida. La original pide “menos violencia y más conciencia”, un deseo digno de alabanza. Sin embargo alguien la ha arreglado pidiendo “más violencia y con más conciencia”. Esta idea, la de que es necesaria más violencia en la sociedad pero aplicada con más conciencia, es una reflexión con bastante enjundia, puesto que hasta el momento no ha habido (que yo sepa) revoluciones y cambios sociales profundos sin que medie una buena dosis de violencia. Es necesario que alguien muera en un paso a nivel para que se regule o elimine y, de igual modo, hay quien piensa que sin sangre no habrá cambios en el statu quo que nos rodea. El 15.M, por ejemplo, se caracteriza por su falta de violencia, a pesar de que se haya querido demonizar al movimiento atribuyéndole dosis de violencia que, después, se ha demostrado que era un montaje. Visto que las buenas maneras hasta ahora, no han conseguido demasiado, igual es que en su largo caminar histórico el ser humano ha avanzado mucho en cuestiones técnicas y poco en cuestiones sociales, y no habiendo aprendido las lecciones del pasado nos toque, otra vez, sufrir terremotos sociales sangrientos para que el mundo sea un poco más humano, más justo y más solidario. Sería una pena.

pintada-mas-violencia-con-mas-conciencia

Vida perra

Encontrado en el túnel de la calle Labradores (Valladolid). Parece que se trata de una nueva entrega de una gracia anterior. Esperamos con ahínco el mensaje de gentes que se preocupan tanto y con tanta profundidad de los problemas que les (y nos) acucian. Un lujo de mentes, de pensamientos, de educación y de medios.

perro-manchas

Espíritu de diálogo

Parece que el espíritu de diálogo ha despertado desde el 15 de mayo. Esta parece al menos la conclusión de la pintada y su réplica que encontré el otro día en una pared vallisoletana. Francamente empiezo a pensar que hay más conversaciones entre pintadas en las paredes que entre parlamentarios en las cortes. Triste, tristísimo espectáculo el de nuestros políticos.

dialogo-de-paredes

Una de pintadas

cagao te veas y el agua lejosLas pintadas en las paredes dan mucho juego, pero mucho. Vean esta maldición escrita a lápiz en una de las blancas paredes de Córdoba (España). “Kagao te veas y con el agua lenjos” reza el texto, con sus faltas de ortografía incluídas.

En fin, que no se cumpla, es lo más que deseamos sobre todo a los compañeros de los penitentes que en estas fechas acarrean los palos pintados con denuedo. Mal para ellos, claro, pero imagínense a los otros costaleros pasar semejante noche de sufrimiento.

Parece ser que la frasecita pertenece al refranero gitano, como aquella otra de “así te veas como las bombillas, colgao por el culo y con las tripas ardiendo”, otro deseo que a más de cuatro políticos, ejecutivos y banqueros les está deseando en estos tiempos que corren más de cuatro, puede que más de cuatro millones, puede que más de cuatro cientos millones, o si se mira en todas direcciones, puede que más de cuatro mil millones de habitantes. El día que decidamos salir a la calle (no habrá fútbol ni procesiones, ni puente, ni gran-hermano, claro) ese día, se van a enterar.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

curas-pederastasLa noticia de este enlace, ni demasiado novedosa ni demasiado extraña, normalmente no salpica a los señores curas de este país. Pero ojo, existir existen, como las meigas, aunque nadie los vea o, en este caso, los vea en las salas de los juzgados. Miedo al qué dirán, miedo a las represalias. Miedo en España ha habido mucho. Si entrar a juzgar y relatar experiencias personales vividas por el que escribe, me limitaré a ilustrar estos pensamientos con sendas fotos tomadas sobre el 2005, quizá 2006 en Salamanca, concretamente en el edificio que es ahora de Sanidad Castilla y León. Apareció un buen día la pintada de arriba, “curas pederastas” que a alguien le molestó no por lo de pederastas, sino porque fueran curas y, armado de aerosol de pintura de similar color, procedió a dejar en “pederastas”. Vamos que no importa nada que haya pederastas, pero por favor, que no se haga público que son curas. En fin, tramas y urdimbres de la sociedad que nos rodea, culta, democrática y sana.

Se vende caballo

No es lo que se puede pensar (¿o síse-vende-caballo?) en cuanto al caballo. Vamos, que no es un anuncio de alguien que vende heroína porque no creo que haya gente tan estúpida o tan caradura como anunciarlo. Tendría gracia que fuese así en todo caso. Pero no nos perdamos en disquisiciones que se trata de comentar la foto. Bueno o de aclarar los hechos conocidos.

La foto comentada ha sido tomada hace escasos días en Valladolor, concretamente en el túnel de la calle Labradores. Este OEJ que firma el caballo es un grafietero que llena de modo asíduo las calles de la ciudad con su firma. No se trata de un artista del aerosol, no vayan a creer, sólo un tipo/a que pone las tres letras en miles de sitios con tamaños crecientes. En el ayuntamiento no se atreve, sólo en túneles, paredes de calles poco transitadas y demás. El mérito artístico es nulo, tan sólo se trata de dar la paliza con su nombre-apodo. Este y otros (BYBLO, NOW, TIMO…) hacen de la cantidad el parámetro de medida de su obra. Luego hay otro pesado que pinta una especie de marciano siempre igual, este al menos una vez dibujó algo que le gusto (a él, los demás estamos hartitos, igual un día le hago una foto y lo pongo). Pues apareció este anuncio del caballo parecido a “Pequeño Tío” de la serie Pippi Långstrumpf (Pippi calzaslargas en castellano) pegado en varios sitios cercanos al túnel y en el propio túnel peatonal. Ignoro la verdadera intención del autor, pero dejo a su goce la foto del cartel fotocopiado que, con suerte, aún estará en la pared del sus0dicho túnel.

El cabreo invade las calles

Y además es lógico. Esta foto fue tomada en Arroyo de la Encomienda (Valladolid) hace un par de meses, en una urbanización a medio terminar que la crisis dejó hibernada. Es fácil imaginar qué motivos llevan a la gente a hacer estas cosas. Lo curioso, y de eso no tengo documentación gráfica aún, es que el otro día al pasar por el mismo sitio vi que alguien de la constructora o promotora había tapado parte de las pintadas. Prometo hacer foto y publicarla. Pero la conclusión es clara y evidente: les pica que se haga público el cabreo de la gente. La consecuencia también es evidente: hacer pintadas SI sirve para algo, por si alguien lo dudaba. Pues a protestar, gentes, a ver si nos hacen caso.