Tentación en la estación

lascivia-comercialLa tentación vive en este escaparate junto a la estación de autobuses de Salamanca. Vaya poderío exhibe la maniquí de cara mosquitamuerta, además de la lasciva ropa que anuncia. Dentro de poco habrá que poner control paterno (parental es un horrible anglicismo) en los escaparates. Para que luego digan que el comercio es aburrido…