Una de curas

Como el tema del día son esas gentes cuyos vicios pagamos entre todos (al menos en España), pues voy a caer en la tentación y voy a comentar sobre ellos. Si ustedes no han oído hablar de la “Teología de la liberación” puede leer un resumen haciendo clic aquí. Y para aquellos que piensen, tras la lectura del artículo, que tan nobles principios no merecen reproche alguno, sepan que los capitalistas salvajes no tienen la misma opinión. De hecho la han combatido a fuego y sangre (literalmente) desde sus inicios. Y siguen. Y seguirán, porque el enriquecimiento de unos es siempre, indefectiblemente, inexorablemente, la miseria de otros. El mundo, amigos lectores, es un casino. Cuando alguien se levanta de la mesa con los bolsillos llenos, lo hace con los salido de los bolsillos de sus compañeros de juego. Y por eso, los yanquis (no todos, claro) siempre han perseguido estas ideas por el peligro de proliferación del marxismo.

Aquí está el artículo original (en inglés, de uno de los yanquis críticos, que también los hay) y esta es la traducción al castellano. Para flipar. Ah, gracias Wikileaks, por la información que sospechábamos y ahora sabemos.